Fundación Desafíos sin Límites - La vida llena de desafíos y decisiones
 

Calidad de vida

“No es cantidad sino calidad de vida”

 
Es un concepto que se basa en generar hábitos saludables, para lograr el equilibrio adecuado y de este modo experimentar sanidad espiritual, del alma (mental) y física. A partir de procesos con acciones concretas, con la suficiente convicción de su importancia y la necesidad de ser aplicada; y a la final apropiarnos de cada uno de los procesos, de tal manera que se debe convertir en un “estilo de vida”.
Calidad de vida consiste en re-inventarnos diariamente para vivir con propósito. Sin duda, en este proceso se necesita decisión y esfuerzo. Seremos un instrumento y una guía, pero la decisión de generar hábitos y cambiar depende de cada uno de los que desee pertenecer al programa. Es saber que para alcanzar nuestros sueños debemos desprendernos de lo que fuimos y vivimos y enfocarnos en lo que seremos. Parte de ese proceso de aprender a vivir con calidad es aprender a liberarnos del pasado y vivir con libertad, para construir nuestro futuro. Calidad de vida implica re-enfocarnos para direccionar el camino. Indiscutiblemente como seres humanos nos cuesta invertir y lo triste es que, en quien menos invertimos es en nosotros mismos. Para tener éxito en un camino hacia la calidad de vida es vital aprender a invertir tiempo, dinero, esfuerzo, aprender a elegir, a decidir, estar dispuesto a abandonar (por ejemplo, hábitos) y en términos generales estar dispuesto a todo para trascender.
 
 
La perfección o equilibrio absoluto no es el resultado que se pretende al implementar este estilo; sino más bien, es entender que como seres humanos debemos estar en una constante evolución, por lo que este estilo de vida se convierte en una tarea diaria de múltiples y constantes implementaciones.